Avisar de contenido inadecuado

Por los Caminos de la Biblia

{
}
 
 
Por los Caminos de la Biblia
Rev. Luis M. Ortiz
En esta ocasión no vamos a viajar “por los caminos de América y alrededor del mundo”, sino que nuestro viaje será “por los caminos de la Biblia”. Amados, en esta ocasión no vamos a viajar “por los caminos de América y alrededor del mundo”, sino que nuestro viaje será “por los caminos de la Biblia”, en los cuales nos estaremos encontrando continuamente en cada libro de la Biblia con nuestro Señor Jesucristo, a quien estaremos saludando y reverenciando.
En Génesis, Cristo es “la Simiente de la mujer”.En Éxodo, Él es “el Cordero Pascual”.
 
En Levítico, Él es nuestro “Sumo Sacerdote”.
 
En Números, Él es “la Columna de nube de día, y la Columna de fuego de noche”.
 
En Deuteronomio, Él es “el Profeta mayor que Moisés”.
 
En Josué, Él es “el Capitán de nuestra Salvación”
 
En Jueces, Él es “nuestro Juez y Dador de la ley”.
 
En Ruth, Él es “nuestro Pariente Redentor”.
 
En Primera y Segunda de Samuel, Él es “nuestro Profeta fiel”.
 
En Reyes y Crónicas, Él es “nuestro Rey que gobierna”.
 
En Esdras, Él es “nuestro Escriba fiel”.
 
En Nehemías, Él es “el Constructor de los muros derribados”.
 
En Esther, Él es “nuestro Mardoqueo”.
 
En Job, Él es “nuestro Redentor que vive”.
 
En los Salmos, Él es “Jehová nuestro Pastor”.
 
En Proverbios y Eclesiastés, Él es “nuestra Sabiduría”.
 
En Cantar de los Cantares, Él es “nuestro Amado y nuestro Esposo”.
 
En Isaías, Él es “el Príncipe de Paz”.
 
En Jeremías y Lamentaciones, Él es “nuestro Profeta que gime”.
 
En Ezequiel, Él es “la maravillosa Figura de los cuatro seres vivientes”.
 
En Daniel, Él es “el cuarto Hombre en el horno de fuego”.
 
En Oseas, Él es “el Esposo Eterno”.
 
En Joel, Él es “el Bautizador en el Espíritu Santo”.
 
En Amós, Él es “el que lleva nuestras cargas”.
 
En Abdías, Él es “nuestro Salvador”.
 
En Jonás, Él es “el gran Misionero foráneo”.
 
En Miqueas, Él es “el Mensajero de hermosos pies”.
 
En Nahum, Él es “nuestro Vengador”.
 
En Habacuc, Él es “el Evangelista que clama por arrepentimiento”.
 
En Sofonías, Él es “el Señor poderoso para salvar”.
 
En Hageo, Él es “el Restaurador de la herencia perdida”.
 
En Zacarías, Él es “el Manantial abierto de la casa de David”.
 
En Malaquías, Él es “el Sol de Justicia”.
 
En Mateo, Él es “el Mesías”.
 
En Marcos, Él es “el Obrador de Milagros”.
 
En Lucas, Él es “el Hijo del Hombre”.
 
En Juan, Él es “el Hijo de Dios”.
 
En Hechos, Él es “el Espíritu Santo moviéndose entre los hombres”.
 
En Romanos, Él es “el Justificador”.
 
En Primera y Segunda de Corintios, Él es “el Santificador”.
 
En Gálatas, Él es “el Redentor de la maldición de la ley”.
 
En Efesios, Él es “el Esposo de la Iglesia”.
 
En Filipenses, Él es “el gozo de nuestro corazón”.
 
En Colosenses, Él es en “quien habita corporalmente la plenitud de la Deidad”.
 
En Primera y Segunda de Tesalonicenses, Él es “nuestro inminente Rey venidero”.
 
En Primera y Segunda de Timoteo, Él es “el Mediador entre Dios y los hombres”.
 
En Tito, Él es “el Pastor fiel”.
 
En Filemón, Él es “el Amigo de los oprimidos”.
 
En Hebreos, Él es “nuestro Sumo Sacerdote”.
 
En Santiago, Él es “el Sanador de los enfermos”.
 
En Primera y Segunda de Pedro, Él es “el Príncipe de los Pastores”.
 
En Primera, Segunda y Tercera de Juan, Él es “el Amor de Dios derramado en nuestros corazones”.
 
En Judas, Él es “el Señor que viene con Sus millares de santos”.
 
En Apocalipsis, Él es “el Rey de reyes y Señor de señores
{
}
{
}

Deja tu comentario Por los Caminos de la Biblia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre